Conflictos laborales

CNT ha denunciado que la multinacional Panda Security –conocida por sus productos informáticos- pretende “instalar el miedo” entre el personal de la empresa con el fin de impedir que continúen las movilizaciones previstas para estos días. “Como tantas otras veces, la patronal recurre a la ‘doctrina del shock’ para tratar de frenar las reivindicaciones laborales”, ha señalado la central anarcosindicalista.
El sindicato CNT ha denunciado que la empresa de productos informáticos Panda Security se niega a pagar las compensaciones por antigüedad, tal como ha ordenado recientemente una sentencia del Tribunal Supremo. “Estamos ante otra multinacional que se salta su propia legalidad e incumple sus obligaciones con la plantilla, lo que será respondido de forma contundente en la calle y en los puestos de trabajo”, ha advertido la central anarcosindicalista.
La dirección de EDE Taldea, una entidad que trabaja en el ámbito de la intervención social, quiere impedir que CNT continúe con su actividad en este centro de trabajo. Saltándose su propia legalidad, la gerencia ha advertido que este sindicato no cumple “con ninguna de las exigencias que las leyes recogen para tener derecho a constituir una sección sindical”, algo rotundamente falso.
Tras las movilizaciones desarrolladas durante los últimos días en varias capitales europeas en solidaridad con los despedidos en Mediapost, CNT ha advertido que seguirá adelante con su campaña contra la represión sindical en esta multinacional. “La empresa ha mostrado una absoluta falta de voluntad de diálogo, lo que nos obliga a seguir luchando allá donde existan intereses de Mediapost”, ha afirmado el sindicato.
El sindicato CNT acaba de abrir un nuevo frente de lucha en Euskal Herria. La organización anarcosindicalista ha dado a conocer la formación de una sección sindical en la filial de la empresa The Phone House en Iruñea, donde emprenderá una serie de acciones para hacer frente a los permanentes ataques que sufre la plantilla.
La plantilla de EDE Taldea, una entidad vinculada a la iglesia católica que desarrolla labores en el ámbito de la intervención social, enfrenta una situación de extrema gravedad. La “asociación privada de fieles” Ostargi, que a partir de las próximas semanas detentará la mayoría en el órgano de gobierno de la fundación EDE, se ha posicionado a favor de despidos, reducciones de jornada y eliminación de áreas de trabajo.

Agenda

Sin eventos

Lo más leído