Los repartidores de Mediapost enfrentan insultos y agresiones

Imprimir

Coincidiendo con la conmemoración del Día Mundial de la Salud en el Trabajo, el sindicato CNT ha denunciado este lunes la grave situación que enfrenta el personal de la multinacional Mediapost. “Además de despedir y acosar a quienes luchan por sus derechos, esta empresa –dedicada al reparto de publicidad- obliga a la plantilla a enfrentar situaciones de riesgo, dejándola expuesta a insultos, amenazas y agresiones”, ha destacado CNT.

No es la primera vez que la organización anarcosindicalista advierte sobre los peligros a los que son sometidos los repartidores de publicidad por parte de sus jefes. A raíz de la denuncia formulada por la sección sindical de CNT, la Inspección de Trabajo constató que las trabajadoras y trabajadores de Mediapost eran obligados a depositar los folletos publicitarios en los buzones, lo que derivaba en ataques verbales –e incluso físicos- “por parte de vecinos que, legítimamente, se niegan a recibir propaganda”.   

A raíz de estos casos, la Inspección de Trabajo indicó a la empresa que debía elaborar un plan para minimizar tales riesgos. Sin embargo, los problemas no sólo no han desaparecido, sino que han aumentado, ya que Mediapost obliga diariamente a los repartidores a trabajar mediante el método “Impat”. Este agresivo sistema establece que el personal debe introducir la publicidad en los buzones, aún cuando las comunidades de vecinos cuenten con cestas o baldas donde dejar los folletos. “Por tales motivos, las amenazas e insultos -e incluso agresiones- se dan aún más a menudo”, ha señalado la sección sindical de CNT. 

“Estas situaciones –ha destacado- generan estados de ansiedad entre las trabajadoras y trabajadores, e incluso ha habido compañeros que se han visto obligados a dejar el trabajo por no soportar la presión”. En tal sentido, este sindicato ha recordado que “existe una sentencia reciente que declara que aquellos portales en los que se indica que no se admite publicidad, son inaccesibles para los repartidores”.

“Sin embargo –ha denunciado la organización anarcosindicalista-, Mediapost sigue obligándonos a entrar en los edificios, amenazándonos con sancionarnos o incluso despedirnos si no seguimos estas directrices”.

Copyright 2012. http://www.cnt-sindikatua.org