Las reivindicaciones sociales

Desde su fundación, la anarcosindical se ha ocupado no sólo de aspectos relacionados con el trabajo, como salarios, jornada de trabajo etc. Nuestros sindicatos siempre tuvieron bibliotecas, sostuvieron escuelas, realizaron actividades culturales e intervinieron a favor de los sectores marginados por la sociedad capitalista.

Las comisiones de defensa económicas de la CNT, llegaron a convocar huelgas generales para pedir la bajada de los precios de los artículos alimenticios, la ropa y los alquileres. Nuestros sindicatos boicotearon la construcción de cárceles... En la actualidad tenemos acuerdos sobre:


1. La mujer

”María Prat fue la que encendió a las igualadinas, vinieron ella, Dolores Iglesias... Especificó muy bien las miserias de la fábrica, las fechorías de los encargados, todo. Y al acabar las mujeres se precipitaron a pedir las libretas de sindicación hasta tal extremo que acabamos las que teníamos y tuvimos que pedir más. Se constituyó un sindicato fabril de 2.600 afiliadas que defendieron sus derechos como leonas. Se atrevían a plantar cara a los capataces, subían a los despachos, todo. Los hombres iban más al tanto, como si fueran ellos las mujeres. Pronto vino otra huelga general fabril, consiguiendo las mujeres la semana inglesa. O sea, fiesta el sábado por la tarde. Hasta entonces tenían un día más de trabajo que el hombre... Pero los burgueses de la zona igualadora se cabrearon tanto que decidieron contraatacar, provocando en 1914 un conflicto. Se llamaba Cal Mero y tenía un centenar de obreras, y les dijeron: <>. Nosotros convocamos un mitin de inmediato. Había una persona que por diez reales iba con una trompeta por el pueblo convocando a la gente. Las mujeres no aceptaron las condiciones y el Mero las echó a la calle cerrando la fábrica. Decidimos solidarizarnos con ellas y pasarles un jornal durara y costara lo que fuese. Entonces toda la burguesía declaró el cierre patronal. Las mujeres vigilaron las fábricas para que no fueran esquiroles, y organizaron un sistema de ayuda espectacular y efectivo. En lugar de dar dinero a las familias compraban sacos de harina que un hornero amasaba y cocía gratis, y de alubias, garbanzos, lentejas, arroz. Todo lo teníamos en el sindicato, y era un placer que aquellas salas olieran a pan recién cocido. Allí las mujeres daban a cada uno según sus necesidades. Nos sentíamos hermanos. Y cada lunes tocaban en vano las sirenas, y nadie hacía caso a los burgueses cuando decían: <>. Hasta que tuvieron que decir: <> (y sin trabajar el sábado)...Esta victoria dejó al sindicato con más fuerza.

Las mujeres tenían otro problema: que había encargados y directores que las hacían sexualmente suyas o las obligaban a pasar por mil miserias. Se iba entonces a exigir su destitución. 0 se le aparecía una noche un hombre con el rostro oculto y en silencio, y le daba una tunda que lo mantenía 15 días en cama...

En otras ocasiones esta mentalidad (machista) alcanzaba el ridículo más increíble. Entonces se hacia mucho teatro de aficionados...y se había impuesto la regla de que sólo podían actuar hombres. Nosotros, que también teníamos nuestra compañía de aficionados, tuvimos mocitas valientes que quisieron subir a los escenarios, y verlas interpretar sus papeles, fue una novedad fantástica...Lo cierto es que nosotros en esto y en muchas otras cosas llevamos la bandera del progreso. Pronto introdujimos las excursiones mixtas que fueron otro éxito... Ha tenido tantos enemigos la mujer...”

(Joan Ferrer. La Revuelta Permanente)

Históricamente, la condición marginada de la mujer en nuestra sociedad ha sido tratada en los congresos de la anarcosindical desde 1871 en Zaragoza, hasta 1989 en Bilbao.

En aquellos lejanos tiempos nuestros camaradas dictaminaron que la mujer era un ser libre, igual en derechos a los hombres, que las mujeres debían sindicarse y estar presentes en los comités de gestión de los sindicatos y en cuantas comisiones se crearan. Se reconocía que las mujeres luchaban con tanta o más energía y arrojo que sus compañeros en situaciones difíciles, y que su actividad había sido determinante en el triunfo de huelgas y conflictos.

Por desgracia los pensamientos suelen ir mucho más deprisa que la sociedad y la igualdad de la mujer respecto al hombre no está lograda.

La mujer siempre ha trabajado: Durante la revolución industrial en las fábricas, en las minas, en el campo, han sido siempre peor pagadas que los hombres, con mayores jornadas de trabajo y han ido al paro las primeras cuando los tiempos iban mal.

En la actualidad, más de las tres cuartas partes de la economía mundial se deben al trabajo de la mujer. En países africanos, asiáticos, americanos, las mujeres trabajan bastante más que los hombres, en el campo, en las fábricas, acarreando agua, leña, alimentos aparte de las faenas domésticas que sólo de por sí son ya laboriosas, además de la maldición de no estar retribuidas, y en las que ejercen las funciones de criadas-siervas-esclavas de los hombres.

A los hombres que no se cuestionan la transformación social, les interesa la perpetuación de esta esclavitud. Pero esto no debe suceder dentro de los anarcosindicatos. La CNT basa sus reivindicaciones en los siguientes puntos:

-Dentro de los sindicatos, procurar el acceso de las mujeres a los cargos de gestión, debates internos sobre la situación de las mujeres en la CNT, cuidado en el lenguaje sexista, tanto hablado como escrito, y esfuerzo los hombres y mujeres para erradicar el machismo de la confederación.

- La educación igualitaria para que se impartan las mismas enseñanzas a niños y niñas.

- Concienciación sobre el papel del hombre en el hogar, y la necesidad de asumir las tareas domésticas.

- Concienciación en el terreno sexual, potenciando y exigiendo el acceso a todo tipo de medios anticonceptivos.

- Acabar con la utilización de la mujer como objeto sexual en la prostitución, publicidad, cine, revistas...

- No discriminación en el terreno laboral, exigiendo la igualdad en el acceso a los empleos y salarios. Imponer puntos en los convenios colectivos que garanticen la contratación de mujeres.

- Servicios sociales colectivos. (Comedores, guarderías, lavanderías gratuitas las 24 horas del día)

- Derogación de todo tipo de ley que discrimine a la mujer.

- El aborto libre, gratuito y aceptado socialmente. Derogación de la actual ley que penaliza supuestos de aborto. Pero para evitar llegar a él, apertura de centros de planificación familiar en todos los barrios, con acceso gratuito a todo tipo de métodos anticonceptivos, incluido el aborto.

- Promover el empleo de anticonceptivos masculinos: preservativos y vasectomía.

- Planes de educación sexual en la enseñanza. Las agresiones y crímenes contra la mujer en forma de violaciones, abusos, acosos sexuales sólo disminuirán en un clima de libertades que supriman las castraciones síquicas y tabúes sexuales a los que somos sometidos desde nuestro nacimiento.

- Un clima de total libertad sexual y camaradería sólo se conseguirán con la radical transformación social. Mientras esos tiempos llegan debemos prepararlos con la serie anterior de reivindicaciones básicas y otras que se os ocurran.


2. Las prisiones

Las cárceles y los llamados delitos son consecuencia de esta sociedad, de sus injusticias, represiones y falta de libertades.

El sistema judicial persigue a unas determinadas personas a las que entierra en vida, con el estúpido argumento de que hay que rehabilitarlas. Sin embargo, el crimen organizado se pasea con absoluta impunidad para robar, extorsionar, asesinar, secuestrar, timar, engañar y amedrentar...

Nos referimos a les capitalistas, banqueros, policías, militares, jueces, políticos... Esta calaña sin escrúpulos es la creadora de una delincuencia a la que califican de "ilegal" para ocultar sus múltiples crímenes contra el mundo y los pueblos. Los acuerdos al respecto son:

- Apoyo a los presos y presas asumidos por los sindicatos de CNT, encarcelados por llevar a cabo acciones acordadas en la anarcosindical.

- Apoyo a los presos y presas libertarias, o encarcelados por sus ideas.

- Apoyo a los presos y presas llamados comunes, formados por una sociedad represiva que primero crea las cárceles y luego al delincuente.

- La reivindicación permanente de una amnistía total y el borrado de antecedentes y destrucción de los ficheros policiales.

- Procurar sacar de las cárceles a todas las personas posibles, por cuantos medios estén a nuestro alcance.

- Colaborar con organizaciones y movimientos que dentro y fuera de las cárceles procuran mejorar la existencia en ellas.

- Coordinarán las actividades de apoyo los comités de jurídica y pro-presos, a los que se destina el 12% de la cuota sindical.

- La ayuda a las personas encarceladas se hará extensiva a las personas que dependan de ellas.

Todo esto hasta que lleguen los días en que la piqueta demoledora, los sindicatos de construcción y el pueblo en general, borren de la faz de la tierra esas lacras que son las prisiones.


3. La ecología

La devastación a que está sometiendo el capitalismo al planeta, en su carrera por producir, consumir, crecer y obtener rentabilidad para el capitalista, lo está llevando al borde de la destrucción, y a un punto en el que será imposible volver atrás.

Efecto invernadero, agujero de ozono, lluvia ácida, contaminación, accidentes nucleares, deforestación, mareas negras, pesticidas, insecticidas, hormonas, abonos, exterminio de especies, humos, ruidos, residuos, vertederos... Los acuerdos al respecto son:

- Difusión de una conciencia de protección al medio ambiente.

- Exigencia de utilización de medios de depuración total de líquidos, ruidos, humos, aromas, gases y aguas con cargo al capital.

- Ordenación urbana que coloque las industrias alejadas de los núcleos urbanos. -Sustitución a cargo del capital, de los combustibles fósiles y contaminantes por energías renovables y limpias como la eólica, la solar.

- Estudio de las necesidades reales de la sociedad y eliminación de las industrias, edificios, anuncios y sistemas que derrochen la energía. Producir menos, y repartir mejor.

- Reciclaje de materias primas por parte de las empresas: papel, vidrio, aluminio, metales...

- Defensa de las zonas naturales, parques, montes, especies en peligro de extinción... impidiendo la construcción de autopistas, introducción de especies no autóctonas, redes de electrificación, trenes de alta velocidad, aeropuertos, planes destructivos de los estados etc.

- Ayudar y potenciar a los colectivos, grupos, ateneos que actúan en el campo ecológico al margen del estado y de la actividad política.

- Todas estas actividades básicas teniendo claro que es el estado-capital el que degrada y destruye la naturaleza, y que la solución a este problema no es que determinados gobiernos legislen de esta o de otra forma en favor del planeta.

Las cumbres de los estados, como la de Río, lo único que pretenden es no matar a la gallina de los huevos de oro. La creación de una sociedad que no dilapide nuestros recursos es una cuestión de los pueblos.


4. El antimilitarismo

"...Nos hemos ocupado de la guerra. Las guerras todas obedecen a rivalidades entre los estados que forman esos capitalistas. Pero compañeros, los pueblos han comprendido la criminal injusticia que significa esa carnicería humana que se produce por el capricho del capitalismo, y se disponen a acabar con la guerra sublevándose contra todas esas formas de tiranía legal y proclamando la revolución redentora. La guerra debe terminar así para que el estado pague sus culpas y muera con la ignominia del crimen, con el estigma de la incalificable injusticia que representa. Las leyes en que se basa son leyes leoninas, son leyes tiránicas. Su militarismo no puede dar fin a la guerra. Esta han de terminarla los obreros con su protesta vigorosa. No puede ser de otra manera, porque si la guerra la terminase el sindicalismo burgués, se volvería a producir, y tal vez de forma más sangrienta e ignominiosa"... (al llegar aquí, el delegado del gobernador intentó suspender el mitin organizándose un jaleo)

"...Voy a terminar compañeros, que no sean mis palabras la excusa de la autoridad burguesa para suspender el hermoso y trascendental acto que estamos realizando. Si no hacemos la revolución seremos víctimas de los estados, si no acabamos con la guerra, la burguesía nos dará batalla luego en condiciones de superioridad. En esta contienda somos beligerantes, somos enemigos de todos los causantes de la guerra."

(Fornells, de la federación local de Barcelona en la clausura del congreso de Barcelona de junio de 1918)

El papel del ejército en la organización capitalista no es otro que el de la planificación del asesinato, la ejecución en masa, la destrucción sistematizada, el aniquilamiento de la vida... Para ello se dota de una ideología que convierte a las personas en máquinas sin voluntad, que deben ejecutar órdenes sin pensar, que han de obedecer lo que sea. La anarcosindical ha sido desde el momento de su nacimiento, antimilitarista.

”- La única definición válida del antimilitarismo es la de aquel movimiento social que aspira, no sólo a la disolución de las instituciones militares, sino también a la eliminación de todos los valores de dominación. El antimilitarismo hay que verterlo en nuestra relación con los compañeros de trabajo, y en las reivindicaciones sindicales: pidiendo la anulación de las jerarquías laborales, oponiéndose a toda acción autoritaria e unos trabajadores sobre otros, o de los empresarios y sus representantes, negándose a la utilización de uniformes seudo militares, rechazando el trabajo de cuerpos de seguridad... El militarismo mata desde el mismo momento en que el ministro firma la partida de presupuestos dedicada al ejército, porque desvía grandes cantidades de dinero que hacen falta en otros campos. Mata porque la mayor parte de armas producidas en países industrializados son usadas como moneda de cambio para los países del sur, que mantiene conflictos bélicos, a cambio de materias primas. Y mata a los de abajo, nunca a los altos mandos ni jefes de estado. Atenta contra la sociedad civil por medio de dictaduras, boicotean las huelgas haciendo de rompehuelgas y esquiroles...”

(Acuerdos del 7º Congreso de la CNT, Bilbao 1989)

Los acuerdos al respecto son:

- Denuncia de las empresas y ramos relacionadas con lo militar.

- Campañas antimilitaristas en general.

- No aceptar ningún servicio militar ni prestación civil sustitutoria.

- Trasladar el antimilitarismo al trabajo, oponiéndonos a todo tipo de jerarquías laborales.

- Potenciar la objeción a pagar las partes proporcionales de impuestos destinadas a gastos militares y llegar a la insumisión a pagar impuestos.

-Ante la guerra, la huelga general.

- Como objetivo inmediato, la desaparición del ejército español. En último extremo la abolición de todo tipo de ejército y cuerpo armado y la eliminación de industrias y laboratorios de investigación relacionados con la fabricación de armamento. Destrucción de todos los arsenales existentes, tanto convencionales, como químicos, bacteriológicos y nucleares.

- Una sociedad sin militarismo sólo se logrará cuando desaparezca la causa que lo produce, que es la defensa de los intereses del estado-capital.


5. La homosexualidad

"En materia sexual, están los homosexuales y lesbianas degradados por los conceptos arcaicos de una sociedad dogmática y sometidos a las directrices del poder, humillados como si no fueran seres humanos, porque la naturaleza no puede ser sometida a esta porquería de valores a que nos somete la ideología dominante. De todas las especies que pueblan el mundo, (racionales o no, y ese es otro concepto muy discutible) somos la única que hemos pretendido reglamentar la sexualidad. Estamos por la libertad de cada individuo respecto a su sexualidad y forma de vida...

- Por la concienciación del derecho a la propia sexualidad y forma de vida.

- Por la no discriminación en razón de las características sexuales de cada individuo.

- Contra el sistema que a través de la administración de justicia sigue reprimiendo a estos colectivos.

- Por la libertad sexual.”

(Acuerdos del 6º Congreso de la CNT. Barcelona 1983)


6. Los nacionalismos

La anarcosindical es internacionalista, ve el mundo como un todo por encima de diferencias raciales, idiomáticas, culturales, etc. En este sentido se opone a la opresión que ejercen los estados sobre los pueblos.

Estamos en contra de que el estado español oprima al pueblo vasco, a favor de que los pueblos vasco, catalán, palestino, saharaui, tibetano, kurdo... sean dueños de sus destinos, se asienten en territorios más o menos delimitados, que participen de la riqueza de la sociedad en general, que se federen como quieran, que se independicen de los estados, pero igualmente nos opondríamos a la creación de un estado vasco, palestino, saharaui, kurdo... con su policía, ejército, moneda, gobierno, y aparato represivo.

Nos negamos, a que el estado español haya intentado por décadas acabar con los idiomas vasco, catalán o gallego, que se vigile, detenga y persiga hoy día a ciudadanos por el simple hecho de pertenecer a alguna de estas culturas.

Pero nos negamos a apoyar el estatismo vasco, catalán o de cualquier tipo. Para lo que sirven los nacionalismos ya se vio en la antigua Yugoslavia: para organizar guerras, campos de concentración, acciones de genocidio, deportaciones masivas, limpiezas étnicas, asesinatos de niños, destrucción de pueblos enteros, todo ello con la excusa de la Gran Servia, la Patria Croata y demás pamplinas.

Nuestra alternativa es el Internacionalismo, la Autogestión, el Federalismo. Que los pueblos puedan federarse como estimen oportuno, sin fronteras artificiales fijas, con derecho a separarse y unirse tantas veces como deseen, a mantener sus culturas e idiomas, a no sufrir discriminación por el color de la piel, del pelo o los ojos. Para ello promovemos la creación de un organismo opuesto a la organización jerárquica y autoritaria del estado:

"El Municipio Libre, que acogerá a cuantas organizaciones, colectivos, entidades y grupos que actúen con independencia de partidos políticos y organismos estatales y sus finalidades no sean reestablecer las estructuras del estado (y actúen en oposición a él). El Municipio Libre contempla globalmente la acción social y cultural, en base a la libertad, encaminada a establecer relaciones sociales de igualdad."

(Acuerdos del 6º congreso de la CNT. Barcelona 1983).

Sobre los ámbitos geográficos, económicos, culturales, sociales en los que actuarían los distintos municipios libres es algo que se tendrá que ir haciendo y estudiando sobre la marcha. El verdadero Municipio Libre, la auténtica autonomía e independencias, no surgirán más que con la desaparición de los estados.


7. La enseñanza

Desde que realiza sus primeros dictámenes y congresos, la anarcosindical ha insistido en la necesidad de que los pueblos accedan a la cultura y salgan de la ignorancia.

Desde el siglo pasado nuestros sindicatos sostuvieron escuelas tanto para niños como adultos en los que se enseñaban todo tipo de materias. Pioneros como Francisco Ferrer, fundador de La Escuela Moderna, nos dieron orientación pedagógica: Enseñanza mixta, niños y niñas en la misma aula. Escuelas sin exámenes, sin premios, sin castigos. Aprendizaje voluntario, sin repetición mecánica de conocimientos que no interesan al niño. Aprendizaje con diapositivas, con globos terráqueos...Ferrer buscaba en sus escuelas, personas nuevas, capaces de reflexionar y comprender con espíritu crítico lo que sucediera a su alrededor,"Capaces de buscar siempre lo mejor". Francisco Ferrer fue fusilado en 1909 por el odio que atrajo sobre sí por todas estas innovaciones.

En 1939 todo el proyecto educativo libertario fue destruido por el fascismo. Hasta nuestros días no han comenzado nuevos proyectos de este tipo en España.

En 1978, el colectivo Paideia de Mérida (Badajoz), comienza la experiencia más importante que existe en el campo del aprendizaje antiautoritario. Después de más de 15 años, este y otros intentos, han innovado el campo pedagógico. En Paideia se propone que los niños y niñas sean capaces de vivir sus vidas, que sean responsables, libres, seguros de sí mismos, que aprendan a hablar en asamblea y a resolver allí sus asuntos, que planifiquen qué quieren aprender y cuándo quieren hacerlo.

Paideia es una escuela sin programas establecidos de enseñanza, que respeta los ritmos y etapas de maduración del niño, que no les ve como a seres dependientes a los que hay que educar, sino como a pequeños compañeros, junto a los que estamos para ayudarles a superar las dificultades cuando surgen, si lo necesitan. Que promueve la cooperación, la comprensión, el desarrollo de la inteligencia y el equilibrio de la personalidad.

"Frente a la agresividad, la tolerancia y la comprensión, y frente a la superioridad de unos sobre otros, la autogestión y autodeterminación social y colectiva".

(Josefa Martín Luengo. Desde nuestra escuela Paideia)

Nosotros recordaremos siempre la escuela como un martirio, un lugar al que se iba a perder el tiempo, a aburrirse, a sufrir castigos, silencio, inmovilidad... La escuela antiautoritaria es un lugar de felicidad. Los niños y niñas son felices, disfrutan de esos primeros años de vida tan importantes, tienen experiencias positivas.

Habrá quien piense que cuando salgan de la escuela y entren en contacto con el mundo "normal", no van a saber adaptarse. Es exactamente al contrario.

Las personas que aprenden a conocerse, a tener plena confianza en sí mismas, que saben sortear y superar los problemas, no responden a las situaciones que impone este mundo, de forma acomplejada, violenta, competitiva, agresiva e irresponsable, que es exactamente lo que hacen las personas educadas en la escuela tradicional.

La enseñanza libertaria está además en permanente proceso de investigación y reforma, llegando a nuevas conclusiones, porque al fin y al cabo ninguna escuela libertaria puede competir con la escuela de la vida.

Nuestros sindicatos deben promover este tipo de experiencias, y dar su apoyo a las ya existentes, respetando siempre su autonomía, evolución e independencia.


8. La religión

Mientras se mantiene dentro de los límites de las creencias individuales y las concepciones filosóficas, se la respeta. Pero como organización autoritaria que impone una moral, apoya al régimen capitalista y coacciona a las personas con cuentos de terror, o como grupos económicos que explotan al pueblo, se combate a la religión con contundencia.

En la confederación tenemos un especial rechazo a la religión católica, por ser la que históricamente nos ha tocado padecer.


9. El esperanto

Se recomienda el estudio y difusión de esta sencilla lengua internacional.


10. Otros temas sin acuerdos vinculantes hacia los que existen simpatías

EI naturismo. Hay una corriente que valora las sencillas prácticas de higiene y mantenimiento de la salud, que promueven las distintas escuelas naturistas, higienistas, nudistas etc.

Las drogas. Algunas personas promueven su total legalización para acabar con el tráfico de estupefacientes, la adulteración y los precios abusivos. Cada cual ha de ser responsable para saber qué y cuánto debe consumir, y porqué lo hace. Por otro lado la drogadicción de la sociedad es mantenida por el estado capital por los muchos beneficios que obtiene de ella. Lo que nos lleva al enemigo de siempre, que es el estado. Otras personas piensan sencillamente que lo mejor es no consumir ningún tipo de droga.

Los coches. Se ve conveniente su progresiva sustitución por transportes públicos fluidos y gratuitos. Frente a la autopista y el automóvil, el ferrocarril y los transportes colectivos. Los trenes de alta velocidad. Otro absurdo del capitalismo. Preferimos mejores redes viarias en general que unan las poblaciones.

El racismo y la xenofobia. Aquí cabe más gente, que venga toda.

Y casi todas las cosas contra las que se puede estar en contra en este mundo. Razones para oponerte a ellas hay muchas y de peso. Desde el momento que decides entrar en la anarcosindical, das un paso para acelerar la transformación de esta sociedad en un mundo más en condiciones, sin violencia, sin autoridad, sin pecado, sin premio, sin castigo.

Copyright 2012. http://www.cnt-sindikatua.org