Las asesorías jurídicas de la CNT

La asesoría jurídica de CNT no tiene porqué ser gestionada por juristas. Basta una persona compañera que tenga un poco de experiencia en legislación laboral, o que se comprometa a estudiarla. En caso de duda se consulta entonces con el servicio jurídico, con el que tenga contacto la asesoría de CNT.

Deberá disponer de la legislación al día en cuanto a convenios, por medio de los boletines oficiales provinciales, de la junta regional que corresponda o el del estado y de toda la información sobre las empresas que se obtenga.

En este mundo hostil y de leyes injustas para nosotros, tenemos que defender nuestros derechos y cuanto mejor los conozcamos más conscientes seremos y mejor lo haremos. Menor necesidad de abogacía tendremos a más conocimientos jurídicos. Pero la menor intervención judicial vendrá de la mayor fuerza del sindicato.

Queremos aclarar que la finalidad de toda la legislación laboral no es otra que la de beneficiar al capital en general, defender sus privilegios y permitir que robe a mansalva, impidiendo la confrontación directa entre el mundo del trabajo y el del capitalismo.

 

El estado marca unas reglas de juego que benefician siempre a la patronal, ya que el sistema judicial:

- Es caro. Para funcionar dentro de él hay que pagar minutas muy elevadas. Esa gente por abrir la boca no te cobra menos de mil duros. Mucho más por llevar un caso, o tramitar cuestiones que te corresponden por derecho, que son tuyas sin necesidad de que ninguna magistratura tenga que decirlo.

- Su lenguaje es difícilmente comprensible para las personas normales. Se hace así para aumentar la ignorancia de la gente, pues conocer una cosa y comprenderla, significa poderla dominar, y lo que interesa no es eso, sino que una casta jurídica pueda imponer su voluntad sin discusiones.

- Es lento. Alarga procesos que por medio de la negociación directa podrían ser solucionados con rapidez.

- Considera a las partes en conflicto como menores de edad, incapaces de solucionar por sí solos sus problemas.

- Es muy complejo. Necesitas gran cantidad de conocimientos para moverte dentro de él.

Muchas de sus partes son contradictorias, con trampas y nunca hay realmente seguridad de si tienes o no razón.

Recurrir a juicios es un recurso que favorece siempre a la patronal, pues aún cuando la persona que juzga de la razón al trabajo, y sancione al capital, lo único que hará es darnos lo que es nuestro, y lo que triunfa es la idea de que hace falta un sistema, lento, inútil, caro, pernicioso, prepotente, corrupto e incomprensible, en manos de la cual tenemos que poner nuestra soberanía.

Conocer las leyes permite exigir que se cumplan, en el caso de que no se lleven a efecto, que sucede en muchas ocasiones. Pero además hay que saber saltarse las leyes, emplear el sentido común y plantearse siempre qué camino es el más corto, sencillo y barato para hacer algo.


Al usar métodos jurídicos, rompemos además con nuestra particular forma de ser, que niega a las instituciones del estado. Por ello se recurre a las magistraturas nada más que para hechos concretos.

Según los acuerdos de la CNT la única táctica asumible por su militancia es la Acción Directa (más adelante se habla de ella). La asesoría jurídica de CNT gestiona pues, casos determinados en los que por falta de fuerzas no se puede llegar a solucionar el tema por Acción Directa. Las asesorías jurídicas entran dentro de las contradicciones en que se mueve el anarcosindicalismo.

Copyright 2012. http://www.cnt-sindikatua.org